Pandora-Aion | Comunidad online

Clases sociales de los Asmodians

Jarl

El más alto escalafón de la sociedad de Asmodae, a diferencia de lo que ocurre en el hemisferio sur, está compuesto por un grupo mucho más heterogéneo y variado, en el que conviven miembros procedentes de distintos estamentos que han alcanzado su rango, generalmente, gracias a recompensas y favores reales obtenidos por servicios prestados a la nación. Aunque gozan de grandes privilegios y tienen bajo su responsabilidad los más altos cargos de gobierno y ejército, los jarl son conscientes de que el puesto que ocupan no es más que una concesión meritoria, por lo que tienen la obligación de mostrar una conducta moral intachable para servir de ejemplo a la población, lo que no ocurre siempre. Según la ancestral tradición, el número de familias nobles se mantiene siempre en treinta para evitar conflictos internos, una por cada legión al servicio de la defensa de la capital, que conforman las tropas de la Guardia Noble de Pandaemonium. Los líderes de dichas familias ostentan el mando de cada regimiento, renovándose por períodos de doce años en los que se eligen a los nuevos 'padres jarl', que tomarán el relevo de las cesantes


Thane

Los thane, también llamados 'Grandes Hombres', son considerados generalmente como la clase alta de Asmodae, aunque la realidad del papel que juegan en la sociedad del hemisferio norte es mucho más compleja. Son los descendientes de los primeros guerreros que habitaron en las yermas mesetas del continente, por lo que disfrutan de un estatus de gran reconocimiento entre la población, además de contar con ciertos derechos tradicionales adquiridos con el paso de los siglos. Según las antiguas leyes, las familias thane son, junto con los boendr, las encargadas de decidir, reunidas en consejo, la elección de todos los grandes gobernantes territoriales de Asmodae, concediéndoles el poder soberano de regir los destinos de los asmodians siempre y cuando respeten la dignidad de sus súbditos. Aunque durante mucho tiempo estuvieron exentos del pago de impuestos, desde hace unos años los thane contribuyen al sostenimiento de su ejército y sus ciudades como cualquier otro habitante de Asmodae; no obstante, algunos miembros de este linaje aún se muestran reticentes a adoptar las nuevas costumbres de la sociedad actual, prefiriendo siempre ser tratados como el estamento glorioso que siempre fueron


Boendr

Llamados a veces 'Pequeños Hombres', en contraposición con los thane (aunque esta denominación les resulta bastante ofensiva hoy en día), los boendr son la auténtica columna vertebral de la sociedad de los asmodians, presentes en todos los espacios de la vida pública, muy especialmente en el ejército, donde representan el grueso de las legiones y sus combatientes más expertos y valerosos; y en los núcleos urbanos, donde se han establecido y prosperado, participando tanto en los pequeños como en los trascendentales asuntos relacionados con la política y la religión. Como los storboendr, también quienes se cuentan en esta categoría tienen la responsabilidad secular de dar su voz y su voto en las elecciones de los altos cargos territoriales, si bien su poder de elección se limita únicamente a los puestos de funcionarios y otros rangos menores, hecho que actualmente es fruto de una gran controversia en el hemisferio norte. Aunque su origen histórico los sitúa al mismo nivel que la vieja nobleza de hoy en día, lo cierto es que cada vez más los bondr son denostados por las familias más ricas y poderosas, que los consideran gente de baja alcurnia, ladrones y delincuentes envidiosos. Humildes, independientes y siempre fieles a los altos ideales de su raza, esta clase social se caracteriza por su enorme capacidad de progreso y su fe en el libre albedrío, del que son acérrimos seguidores


Guilders

Son los comerciantes, los mercaderes, los artesanos ambulantes de Asmodae que viajan por las oscuras tierras del norte llevando consigo sus valiosas, exóticas y siempre necesarias mercancías, que de un tiempo a esta parte, a raíz del creciente interés actual en el conflicto con Elysea, han duplicado e incluso triplicado su valor. Aunque, estrictamente, no son una clase social aparte sino que se componen de storboendr y smaboendr por igual, es habitual clasificarlos en una categoría aparte debido a la importancia que ha cobrado la actividad comercial durante las últimas décadas, que ha acabado por convertir a los guilders en una especie de gremio o cofradía, en el que todos sus miembros colaboran y se prestan favores creando una red propia de comunicación y suministros. Por norma general, los guilders son nómadas que recorren los senderos, yendo de ciudad en ciudad ofreciendo sus productos; aunque, hoy en día, muchos de ellos han decidido pasar a la vida sedentaria y regentan prósperos negocios en las grandes urbes, que han adquirido en poco tiempo gran fama y reconocimiento. Tal es el éxito de sus logros que han empezado a establecer un servicio global de prestamistas paralelo a la banca oficial, en el que se puede obtener dinero rápido a cambio de un interés en su devolución, lo que les está haciendo cada vez más ricos. Habitualmente se tiene a decir que existe un sentimiento generalizado de desconfianza frente a los guilders en la sociedad, aunque ellos prefieren permanecer ajenos a todo lo que no refiera directamente a sus negocios, desoyendo todo tipo de habladurías


Esclavos

Se dice que la esclavitud es tan antigua como la Gran Guerra, y no le falta razón a quien así lo cree. En los primeros días de batalla, cuando apenas la sociedad había comenzado a sentar sus bases en Asmodae, el poder y la influencia de la religión alcanzaron niveles descomunales, ya que la lucha se consideraba una ordenanza divina y no un deber patriótico, por lo que no cabía reproche alguno a los dictados de los miembros del alto clero asmodian, fuesen los que fuesen. En esta época, y para castigar a aquellos que -en opinión de la oligarquía religiosa- 'pecaban' contra Aion y traicionaban a Pandora, se impuso la esclavitud a perpetuidad para evitar el peligro que suponía la expansión de las ideas sediciosas. Los esclavos no tenían derechos y pasaban a pertenecer a las familias de los clérigos más importantes, sirviéndoles con absoluta fidelidad de por vida. Actualmente, aún existen algunos esclavos, principalmente pertenecientes al estamento de los jarl, aunque hay muchas voces en contra de esta tradición tan retrógrada. Según la Ley, la vida y la muerte de un esclavo dependen por entero de la decisión de su dueño, sin que nadie pueda tener el derecho a interferir en su favor si no es un miembro de la misma familia. De cualquier forma, los pocos que aún quedan en Asmodae son tratados generalmente con amabilidad y únicamente viven como sirvientes, aunque sólo pueden emparejarse con otros esclavos y sus hijos seguirán llevando idéntica condición, a menos que sean liberados, lo cual es frecuente que ocurra cuando alcanzan la edad adulta -a discreción de su amo- o reúnen el dinero suficiente para comprar su libertad








Enero 2.010 Pandora-Aion | Web optimizada para 1.024x768 | Diseñada y actualizada por:

Pandora, su arpa y su caja