Pandora-Aion | Comunidad online

Elysea

Cuando la Torre de la Eternidad fue destruida por los Balaur al final de la Guerra del Milenio, Atreia se dividió en dos grandes territorios: Asmodae, en el norte, y Elysea en el sur. En este hemisferio apenas si experimentó un cambio climático importante, ya que apenas si se vio afectado por el cataclismo, conservando su mágico entorno, de luz radiante. Y fue aquí donde los Señores Serafines, y sus fieles Daeva fueron desterrados después de la Gran División. Tras bautizar a su nueva tierra, se titularon a sí mismos como 'Elyos'
Tanto los Cinco Señores Serafines como sus seguidores comenzaron a reconstruir las ciudades que habían sido dañadas por la división del mundo, para empezar a construir un imperio. Siguieron prosperando, creciendo más y más, haciendo de su tierra a la que llamaron Elysea, un lugar más hermoso cada día, ignorantes de que sus odiados –y ahora nuevos enemigos- los Señores Demoníacos y sus seguidores se habían asentado al otro lado del Abismo
Sin embargo, a pesar de la belleza y el resplandor de Elysea, nunca estuvo exenta de peligros. Los Elyos se percataron de que no estaban solos, una especie fuerte y dominante pretendían competir con ellos para quedarse con la fértil tierra en donde ellos vivían; los Krall. Es por esto que el pueblo de Elysea construyó la ciudad de Sanctus en el cielo, para protegerse de los fuertes y despiadados guerreros Krall
El ecosistema de Elysea es ante todo variopinto, mezclando amplios campos de cultivo, bosques místicos, acantilados y hermosas costas, con zonas de altas montañas cubiertas por espesas zonas verdes. Quizás no deberíamos dejarnos llevar por la belleza de Elysea, porque dentro de este paraje paradisíaco se esconde grandes peligros que asechan a los valientes que se aventuran en ellas sin pensar en las consecuencias

Sanctum

Sanctum, a menudo también conocida como 'Elyseum', es la mayor ciudad y capital de toda Elysea. Aunque en su inmensa mayoría esta ciclópea urbe está habitada por Elyos, también conviven entre sus muros un más que apreciable porcentaje de otras razas, principalmente Shugos, que se encargan de hacer funcionar la estructura financiera y comercial del lugar, que pasa por ser, con mucho, la más importante de toda la región
Tras la Gran División de Atreia, la primitiva ciudad de 'Elyseum' resultó gravemente dañada por los seísmos, forzando más tarde a los Elyos a reconstruirla desde sus cimientos. No obstante, debido a los constantes ataques que recibía la villa, los Señores Serafín se vieron obligados a hacer uso de su poder para arrancar toda Sanctum de la tierra y elevarla en el cielo, sobre la enorme raíz que un día le sirvió de basamento. Como resultado de esta decisión, la ciudad pudo reconstruirse y prosperar lejos de las amenazas de sus enemigos. Con el tiempo, el territorio de la ciudad fue ampliándose cada vez más para dar cabida a una población que no dejaba de crecer. De cuando en cuando, estos barrios construidos en los aledaños de las grandes murallas ganan tanta importancia que terminan uniéndose al propio centro de Sanctum
Actualmente la ciudad es la joya de la corona de todos los Elyos, quienes la han convertido en objeto de su veneración y la protegen por encima de todas las cosas. Defender su preciosa arquitectura perfectamente simétrica, su brillo dorado y diamantino que reflejan sus altos muros de marfil, es un deber que todo hijo de Elysea asume con placer y total disposición

Eltnen

Eltnen fue en el pasado una de las tierras de cultivo más importantes de toda Elysea, pero hoy en día su capacidad productiva se encuentra muy amenazada conforme el desierto que la circunda avanza día tras día. Aunque algunos piensan que el crecimiento imparable de esta yerma extensión árida se debe a causas naturales, no faltan quienes están convencidos que detrás de todo ello hay una explicación sobrenatural, que tiene a la venerada Yustiel y sus experimentos como principal responsable
Para empeorar las cosas en esta tranquila villa –al menos en apariencia-, una inexplicable energía mística ronda por los alrededores alterando la vida salvaje, produciendo bestias mutantes que causan graves problemas a la región, así como animando estatuas de piedra que han comenzado a luchar contra los Elyos, quienes ya han debido llegar a ciertos acuerdos con las tribus Krall para mantener la seguridad de la zona
Por lo demás, Eltnen es una ciudad sencilla y de gente agradable, cerca de la costa este de Elysea, donde el clima es suave y apacible en contraste con los territorios que la rodean y han empezado a ganarle terreno

Poeta

Esta paradisíaca isla es uno de los centros de interés más importantes para todos los Elyos, que han terminado por convertirla en un punto de encuentro fundamental para recorrer Elysea en busca de aventuras. Situada cerca del hermoso lago Cliona, Poeta está poblada por paisanos granjeros y también por los Elim, una pacífica raza arbórea que habita en el bosque de Daminu. Gracias a una serie de acuerdos concertados en el pasado, Poeta es un remanso de paz que hace olvidar a sus ciudadanos que el continente se haya inmerso en una guerra de siglos de antigüedad
No obstante, la isla también es el hogar de los belicosos Krall, quienes no están en absoluto interesados en la paz. Tras esclavizar a los Kobolds, estos seres crueles han comenzado a excavar las profundidades de Poeta en busca de mineral de Éter sin importar el precio a pagar por ello, lo que ha provocado que los isleños sean atacados con frecuencia y que necesiten toda la ayuda que les sea posible
Las Llanuras de Akarios reciben al visitante que se aproxima a Poeta por las vías habituales, introduciéndole de lleno en un ambiente selvático y prácticamente salvaje, en nada parecido a las suntuosas ciudades que acostumbran a construir los Elyos. Aquí todo parece ir un poco más despacio, procurando evitar las preocupaciones, como si la atmósfera que rodea que isla fuese un potente sedante..

Theobomos

Theobomos, conocida también como el 'Altar de Dios', se halla en una región sita entra densos bosques milenarios, desiertos y agrestes montañas. Quien se aventure por los senderos que llevan hasta su linde podrá visitar lugar tan hermosos y dispares como el Valle de la Venganza, la Tierra Ardiente, el Páramo Rojo y los campos de excavación de Meihuarirerk
La mayor parte de la ciudad no son más que ruinas, ya que se trata más de una ciudad de oración y recogimiento que de un hogar, por lo que los Elyos han preferido que el tiempo deje su profunda huella en el lugar y les recuerde, en todo momento, que también pasa para ellos. En sus alrededores, Theobomos alberga también zonas que superan la imaginación, como el hogar de los Elementales de Fuego, quienes nacen en las rocas hirvientes de la región para luego ser adiestrados por los conjuradores más valientes
También es destacable la fauna que puede encontrarse por esta zona de Elysea, como son los enormes Basiliscos Ígneos, los Cazadores Fantasmales, los Centinelas Querubín y los Espíritus Buscadores de Tesoros

Verteron

Verteron es una de las ciudades más visitadas y famosas de Elysea, ya que se encuentra en una localización privilegiada y sus numerosos caminos conectan a las demás villas del hemisferio. Su arquitectura precisa y de líneas elegantes obliga al visitante a alzar la mirada a cada momento, admirando la forma de su cúpula central y el trazado de sus calles que confluyen hacia una preciosa plaza central, donde se desarrolla la vida diaria de la urbe. La zona está rodeada de espesa vegetación, playas y lugares sagrados que recuerdan en todo momento que Verteron es también un centro de oración, además de contar con una amplia variedad de criaturas que pueblan los alrededores y le dan aspecto de ciudad perfectamente integrada en la naturaleza local
Sin embargo, a pesar de este aspecto idílico, no todo es tan perfecto como puede parecer. Uno de los lugares santos de los Krall, conocido como el Altar del Dragón Carmesí, se ha convertido desde hace algún tiempo en el origen de una extraña plaga que amenaza con diezmar a la población de Verteron
Los alrededores de la ciudad están constantemente vigilados por miembros de la Guardia Imperial, ya que la presencia de tribus hostiles alcanza niveles peligrosos para sus habitantes. Sea como fuere, Verteron continúa siendo un sitio seguro en el que vivir y prosperar

Heiron

Heiron es posiblemente la región más agreste e inhóspita de toda Elysea, hábitat natural de un sinfín de peligrosas criaturas y seres salvajes que han permanecido aislados del resto del mundo durante siglos. Conocida también por el exótico nombre de Interdiktah, este hostil territorio parece desafiar a la civilización que lo rodea, permaneciendo hermético al exterior aun cuando algunos vestigios de primitivos pobladores todavía se alzan sobre sus ruinas como dólmenes atávicos de un pasado irreal
Situado cerca de la costa del Oeste, Heiron está repleta de pequeñas aldeas que acogen a tribus que aún son desconocidas para los investigadores, así como enormes altares rituales, selvas densas y amenazantes, y pantanos cenagosos donde hace siglos que nadie pone el pie. Son también destacables los numerosos cementerios de bestias salvajes y el famoso Observatorio de Heiron, situado en el corazón de la zona










Enero 2.010 Pandora-Aion | Web optimizada para 1.024x768 | Diseñada y actualizada por:

Pandora, su arpa y su caja