Pandora-Aion | Comunidad online

Muerte de los Daeva

Deseo de morir

Si un Daeva está consumido por la tristeza o la desesperación, puede que se le agoten las ganas de vivir. En tal caso, se va sumiendo en un sueño cada vez más profundo, más oscuro y vacío, hasta que poco a poco las últimas fuerzas se agotan y la vida del inmortal retorna al Infinito
También, en caso de que un Daeva cometa suicidio puede morir para siempre. Siempre y cuando el deseo de vivir de este se extinga, es decir alguien que recibe una paliza mortal por salvar a su compañera, no muere definitivamente

Ritual de Ejecución

Cuando un Daeva incurre en delitos graves a los ojos de su comunidad, puede ser condenado a muerte. Tanto como los Elyos (Rito de la Última Luz) como los Asmodian (Rito del Paso a las Tinieblas) cuentan con métodos tradicionales de ejecución distintos, los cuales concluyen con la muerte definitiva del individuo. Aunque cada raza lo lleve a cabo de forma distinta, en esencia, ambos son iguales. Consiste en separar las cinco partes principales del Daeva (Cuerpo, Mente, Alma, Energía y Esencia) y fragmentarlas hasta deshacerlas por completo
La liturgia concreta de este rito constituye todo un misterio, solo los verdugos lo conocen y éste se transmite de maestro a aprendiz. Cualquiera que conociese la ejecución del rito sin ser uno de los verdugos será inmediatamente ejecutado

Filo del Verdadero Nombre

El nombre real del Daeva viene a ser algo así como su estado del ser principal. Nadie sabe el nombre auténtico de otro Daeva, cada cual conoce el suyo, y ni siquiera ello es una regla fija en todos los casos. No se trata del apelativo por el que habitualmente son conocidos estos inmortales, si no el nombre 'puro', aquel que posen todos los seres de la existencia. Más que una palabra es algo místico: todo lo que eres, has sido o serás esta en ese nombre. Si alguien lo conoce tiene el poder de doblegar la voluntad del sujeto, por lo cual es muy difícil conocer un nombre real, aunque es posible mediante sofisticadas técnicas de investigación y oscuros rituales. Se rumorea que las cúpulas dirigentes tanto de Asmodae como de Elysea poseen un enorme listado con los nombres de todos los Daeva que viven en sus respectivos reinos
Si conoces el nombre de alguien también puedes causarle la muerte. Mezclando una serie de materiales, tanto metales muy puros como algunos materiales orgánicos, puede forjarse un estilete especial, el cual tendrá una serie de símbolos inscritos en la hoja. Finalmente se talla el nombre real en la hoja, tallando también el nombre real de aquel que va a cometer el asesinato en la empuñadura. Cuando el asesino mata a su víctima ésta muere bastante rápido, quedando como una estatua carbonizada. El arma tras el asesinato se convierte en cenizas, por lo que un arma sólo sirve para un asesino y una víctima
Por supuesto, la tenencia de este tipo de armas, aunque estén sin tallar, es un crimen penado incluso en algunas ocasiones con la muerte, por lo cual no es fácil forjar una de estas armas. A este arma se le llama 'Filo de Acero Estigio'

Pérdida de Energía Vital

Cierto es que cuando un Daeva muere, vuelve de nuevo a renacer. Pero si un Daeva es abatido demasiadas veces, su energía se va consumiendo poco a poco. Si ésta no puede recuperarse en amplios períodos de tiempo, el Daeva irá perdiendo recuerdos. Finalmente éste acaba no siendo más que un fantasma de lo que una vez fue, hasta que finalmente su propia existencia acaba por ser negada de la realidad
Es muy difícil que esto llegue a ocurrir, pero durante los años más cruentos de la Gran Guerra muchos cayeron de esta forma, ya que los guerreros eran derrotados y volvían a alzarse al instante, regresando a la batalla hasta que terminaban por desvanecerse como ecos del pasado arrastrados por los gritos de violencia

Alma Consumida

Un Daeva puede tomar energía o fuerza de la misma tierra, pero no todos saben cómo hacerlo. De esta forma, un Daeva que ha sido derrotado, antes de fortalecerse, puede ser consumido. Se necesitarían a muchos que absorbieran su esencia y el derrotado habría de encontrarse muy débil. Es muy difícil hacerlo y más difícil aún que se den las circunstancias concretas; no obstante, ha sido documentada como una de las causas de muerte más frecuentes durante la Gran Guerra
También es cierto que sólo los Daevas más experimentados pueden llegar a consumir a otro Daeva, y es cierto que cuanto más experimentado y poderoso sea, más arduo resultará consumirle por completo. Aunque esta 'práctica' no está condenada por las Leyes de Atreia, ya que es bastante complicado que algo semejante ocurra en estos días, sí es cierto que la sociedad rechaza frontalmente esta forma de ejecución por considerarse en exceso brutal

La Enfermedad del Olvido

Existe un mal entre los Daeva que provoca una gran desazón en toda Pandora. Puede manifestarse de muchas formas distintas, pero nadie sabe si se trata de enfermedad física, mental o espiritual. Sólo se sabe que existe y es real, como también se sabe que afecta en ocasiones a los que están muy débiles y cansados. Tampoco existe una cura concreta, todos los que se han curado de esto, han sido curados de distintas formas, no obstante esas formas de curarse no sirven para otros Daeva, cada uno tiene su propia cura. Desgraciadamente muchos han caído bajo los efectos de esta enfermedad, cuyo misterioso desenlace no es otro que el acabar convertido en una estatua de piedra o cenizas

Devorado por la 'Entidad'

Se sabe que existe una entidad más poderosa incluso que los mismos Naherian, creada por Aion al inicio de los Tiempos y que vive en Pandora, siempre al acecho. Esta entidad devora cuanto desea, inclementa y omnímoda. Aunque en justicia no son más que rumores indemostrables, lo cierto es que de cuando en cuando un Daeva desaparece sin dejar rastro, e incluso se dice que el mismo recuerdo de su existencia es borrado de la memoria colectiva, como si su vida nunca hubiese tenido lugar. Son pocos los que se atreven a darle un nombre a esta aberración de la realidad, y es C..








Enero 2.010 Pandora-Aion | Web optimizada para 1.024x768 | Diseñada y actualizada por:

Pandora, su arpa y su caja