Pandora-Aion | Comunidad online

Atlante

Datos personales

Nombre: Atlante XXII de la Taifa de Al-Ándalus
Título: No posee ninguno
Sexo: Hombre
Pueblo: Elyos
Etnia: L'yen
Legión: Ninguna
Profesión: (Clérigo / curandero) Es sólo un aprendiz de médico, y vive gracias de la riqueza que le fue heredada y que, no obstante, sabe administrar sabiamente


   

Apariencia

Altura: 1'70
Peso: 60 kilos
Complexión: Es delgado y fino
Color de ojos: Océano
Color de cabello: Blanco
Rasgo característico: El alisado de sus cabellos es perfecto, y las hormonas masculinas aún no han hecho mella en su impoluto e imberbe rostro. De lejos o de espalda puede pasar perfectamente una chica alta
Breve descripción: Atlante es un jovencito de 17 años, de apariencia delicada y andrógina. Su piel es tostada, como la de su familia, gracias a la bendición del sol de la tropical ínsula de Al-Ándalus. Tiene un hilito de voz cristalina y sedosa

Personalidad

Clase social: Único y último eslabón de una antiquísima casta Jarl -para ellos, ya que no se relacionan con otras etnias ni personas- de tintes mozárabes
Orientación sexual: Homosexual
Alineamiento: Legal Bueno
Fe: El hombre (entendiéndose como ser vivo)
Virtud: Su extrema bondad y amabilidad y desinterés por sus propios bienes
Debilidad: Los actos realizados con maldad. Su propia ingenuidad también puede ser usada en su contra
Actitud: Siempre curioso por cómo se desarrolla la vida en sociedad, anda de aquí para allá con enorme entusiasmo por cualquier cosa que ve. Extremadamente tímido y educado, es alguien que, a pesar de tener algo de miedo de entablar relaciones sociales con los demás, siente enorme atracción por tener lo que él considera desconocido: un amigo

Contexto

La extinta familia de Al-Ándalus, de tintes arabescos, dejó como legado al último miembro de dicha prole antes de fallecer sus progenitores, él debido a un accidente y ella tras el parto. Sus leales sirvientes, cuyos ancestros siempre han servido a la familia, fueron los encargados de educar al chico en medicina y matemáticas -ciencia predilecta por la estirpe- para que en el futuro fuera alguien de provecho. Sin mucho contacto con el exterior y con víveres de cosecha propia -como ganadería y agricultura- la familia ha perdurado durante largas generaciones viviendo en armonía con el Sol y las ciencias y la bella ínsula de Al-Ándalus, que combina una pincelada árida y desértica con un pequeño oasis donde tenía lugar el Edén -el Alcázar donde vivían junto con sus sirvientes y tutores-

Atlante creció sin otros niños y sin amigos, entre libros, números y alcohol destilado. Pero siempre había sentido curiosidad por saber qué podía ofrecerle el mundo que no fuera impreso en caracteres. Además, conserva en su espalda el legado de Al-Ándalus: un enorme tatuaje circular que contiene símbolos y formas geométricas que desconoce y que, por mucho que preguntaba a sus sirvientes y mentores, nunca obtenía respuesta ni explicación, sino silencio

Movido por la curiosidad y el aburrimiento, de noche decide coger una pequeña embarcación que se escondía en el disimulado puerto de la isla para ver el mundo, con la herencia de su familia en sus bolsillos y el legado de la misma a cuestas en su espalda









Enero 2.010 Pandora-Aion | Web optimizada para 1.024x768 | Diseñada y actualizada por:

Pandora, su arpa y su caja