Pandora-Aion | Comunidad online

Daxunyrr

Datos personales

Nombre: Daxunyrr
Título: Loto negro
Sexo: Hombre
Pueblo: Asmodian
Etnia: Yhauzen
Legión: Sin clan
Profesión: Asesino


   

Apariencia

Altura: 1'75 metros
Peso: 80 kg
Complexión: Atlético
Color de ojos: Negros
Color de cabello: Negro
Rasgo característico: Tatuaje en la cara
Breve descripción: Altura normal, con rasgos oscuros (tanto de piel, como de ojos y cabello). Posee una complexión de acuerdo con su gran actividad marcial y atlética. Aspecto joven y atractivo, pero con la piel normalmente magullada de la cual es capaz de deducir las numerosas horas de duro entrenamiento

Personalidad

Clase social: Boendr
Orientación sexual: Heterosexual
Alineamiento: Caótico neutral
Fe: Indiferente
Virtud: Perceptivo, el intenso entrenamiento de la tribu de los Nauhal, han hecho que sus sentidos adquieran una capacidad increíble, tanto su vista, como su olfato, su gusto o su oído
Debilidad: Daxunyrr ha crecido dando a notar que es tan impulsivo como lo fue su padre
Actitud: Actitud indiferente es lo que le caracteriza, no le importa nada ni nadie.. aunque guarda bastante respeto hacia el pueblo Nauhal, que le enseñaron todo lo que sabe y a los que aprecia bastante, pero fuera de ahí todos los demás les parece unos insensatos incompetentes y los trata como tal
Tiene sus propias leyes de lo que esta bien y lo que esta mal y se rige por su propio sistema de justicia. Se muestra bastante insensible y sin piedad ninguna si ve que sus actos son legalmente justos, según sus propios ideales, quizás por la matanza que se vivió de pequeño
Las leyes las toma como un mero estorbo y tampoco tiene reparos en saltárselas

Daxunyrr es un joven poco sociable y bastante cínico, pero sus dotes interpretativas son capaces de darle la suficiente sociabilidad.. si su misión lo requiere

Contexto

Daxunyrr nació en una pequeña aldea, junto a su padre y su madre, se hacían llamar Astharoth y Alessia
La infancia en la aldea no es la típica que nos podemos imaginar en cualquiera de nuestras ciudades, criaron al chico según las tradiciones típicas de la tribu
Lo instruyeron en el arte de la guerra, del rastreo y de la supervivencia.. ya que nada más el Consejo Mayor lo considerara preparado se uniría al ejercito, junto con los demás habitantes.. junto con sus mismos padres, para ganarse la vida como un puro mercenario más.. a la orden del mejor postor

Un día los tres se adentraron más de lo común en el bosque que lindaba con la aldea. Daxunyrr iba a cazar su primera presa, quizás un lobo o un jabalí, apenas con 5 años
Astharoth, el padre del chico, visualizó unas huellas de un lobo, quizás dos, que se dirigían hacia un pequeño paso rocoso.. decidieron seguir los rastros con el fin de hallar la presa. El paso no les daba demasiada confianza pero eran tierras apartadas, no debía haber ningún peligro.. y así pareció, pero justo cuando iban por la mitad unos bestias se abalanzaron sobre ellos. Astharoth desenfundó su gigantesco mandoble en una milésima de segundo y Alessia incluso antes ya tenia empalado por el cuello con su alabarda a uno de esa especie de 'dragón'
Cada vez venían más y el pequeño se escondió tras su madre y Astharoth gritó -¡Corre Alessia! ¡Saca a Dax de aquí!-. Astharoth era considerado uno de los mejores guerreros de la aldea y tenían que salvar al pequeño así que rebanándole las piernas a un par, casi con la facilidad con la que se corta un trozo de mantequilla caliente, que se interponían entre ellos y la salida norte, salieron huyendo mientras escuchaban los gritos de dolor de las bestias y los choques del espadón chocando contra el suelo, junto con gritos de dolor del corpulento Asmodian en su imposible misión de sobrevivir a tal mortal emboscada. No tenía sentido mirar hacia atrás

Guardó su alabarda y cogió a su hijo, Daxunyrr, en brazos y según corría escuchaba como árboles enteros eran arrasados por una pequeña horda que los perseguía. -Es cuestión de tiempo que se cansen -pensó la esbelta guerrera Yhauzen, pero no lo parecía. La Asmodian era veloz pero llevar al chico la entorpecía y bordeando un gigantesco árbol se tropezó con unas raíces que sobresalían de la tierra. -Es el fin -murmuró entre sus labios, rápidamente cogió a su hijo y con una sonrisa con la que buenamente intentó ocultar su rostro de desesperación, lo escondió en un hueco del frondoso árbol
Lamentablemente cuando se puso en pie, no le dio tiempo a llevarse las manos a su arma cuando tenía a una de esas bestias desgarrándole el pecho. Daxunyrr escuchando los gritos de su madre, se asomó aterrado por el hueco y observó cómo esa mujer que le dio la vida era brutalmente mutilada por un par de sanguinarias bestias

Días más tarde un grupo de Nauhal encontraron el cuerpo de una hembra Asmodian despedazada sin escrúpulos y al joven 'cachorro', inconsciente a su lado

Decidieron acoger al crío, cuidarlo y educarlo
Estuvo meses 'ido'. Sin decir ni una palabra. Parecía como si no se acordara de nada y rápidamente adquirió el idioma y su relación con su nueva tribu era excelente
Pasaron los años y sus dotes para la lucha eran increíbles, así como la facilidad para adquirir conocimientos nuevos. Convirtiéndose así en uno de los mejores guerreros de toda la tribu
Especializado en el arte del sigilo, del sufrimiento y del asesinato

Eran comunes en sus noches las pesadillas, pesadillas que revivían en sus sueños aquel fatídico momento de sus vidas, pero había algo que no terminaba de comprender, y es que hacía tiempo que volvió a recordar el asesinato de sus padres.. La ira le invadía
¿Pero quiénes eran esas criaturas con forma de dragón? Sus mayores no querían decirle nada.. ¿por qué?

Todos los días se martirizaba, intentando investigar, y llegó a la conclusión de que en su aldea no iba a encontrar nada más, así que decidió coger sus pocas pertenencias y partir rumbo a ninguna parte, con la obsesión de llegar a saber quienes fueron los autores de tal cruel arrebato y darles caza sin piedad ninguna

Así hasta hoy, Daxunyrr se gana la vida realizando trabajos 'sucios'. No se considera un criminal, aunque no suele respetar las normas a no ser que coincidan con las suyas propias, parece ser que en su sangre todavía corre la vena de su tribu natal Yhauzen, un puro mercenario más.. a la orden del mejor postor









Enero 2.010 Pandora-Aion | Web optimizada para 1.024x768 | Diseñada y actualizada por:

Pandora, su arpa y su caja