Pandora-Aion | Comunidad online

Deircile

Datos personales

Nombre: Deircile Sirla
Título: El Primer Soñador
Sexo: Hombre
Pueblo: Asmodian
Etnia: Adaron
Legión: ---
Profesión: Guerrero / Gladiador


   

Apariencia

Altura: 1'85 m
Peso: 75 kg
Complexión: Atlético
Color de ojos: Violeta
Color de cabello: Azul tenue
Rasgo característico: Tatuaje en su pectoral derecho en forma de dos espadas cruzadas con las empuñaduras hacia abajo y el extremo hacia arriba que denotan la legión a la que perteneció durante la batalla contra los Balaur hace setecientos cincuenta años
Breve descripción: De piel azul suave y pelo largo y liso que puede llegarle a los hombros. Su corpulencia no es excesiva, pero su potencia contrarresta el hecho de no tener una gran musculatura. Tiene más desarrollada la parte inferior de su cuerpo que la parte superior, debido a las largas caminatas entre la maleza de los bosques de Asmodae

Personalidad

Clase social: Boendr
Orientación sexual: Heterosexual
Alineamiento: Caótico Bueno
Fe: Fanático (Alto)
Virtud: Agilidad mental
Debilidad: Melancolía frente a la reminiscencia
Actitud: Cabizbajo, melancólico, triste y romántico por naturaleza, Deircile intenta transmitir a los demás lo contrario de lo que él siente, intentando acaparar el miedo y el dolor de los corazones de los inocentes para guardarlo en su alma y plasmarlo junto a su coraje característico en la batalla contra los enemigos que amenaza a Asmodae y todos sus habitantes. Luchador y vigoroso, todo lo hace en nombre de su Dios, a quien debe todo lo que ahora es y todo lo que pretende ser en un futuro. Pretende que la guerra acabe de un plumazo para colgar su espada y llevar una vida normal como la que tienen aquellas familias por las que siempre ha velado. No dudará en responder si alguno de sus hermanos de raza está en peligro, aunque deba dar su vida para ello. Fe absoluta en que su raza no tuvo la culpa de lo ocurrido en la Torre de la Eternidad, y así lo defenderá si nada demuestra lo contrario

Contexto

Nada ha cambiado en Deircile, aunque la catástrofe de la Torre de la Eternidad dejara secuelas de por vida en su mente y en su alma. Sigue creyendo férreamente en que la paz se alcanzará a través del acero, única paz que alimentará su espíritu hasta llevarlo al escalafón más alto de la felicidad junto a la tranquila vida que quiere llevar cuando la rivalidad contra los elyos y los Balaur cese. Aún conserva la espada que su padre forjó templándola en fría sangre de Balaur y Aether, con la que combatió en nombre de Aion y de su especie en la Torre de la Eternidad aún teniendo tan corta edad. Desde aquel entonces, la soledad siempre es protagonista en su vida aunque vaya siempre acompañado de sus compañeros de legión. Con el paso de los siglos veía cada vez más lejos sus sueños, pero pensar que algún día todo acabaría mantenía viva la llama en su alma. Observar, callar y aprender le permitieron obtener la suficiente experiencia en la vida como para valerse por sí mismo en casi cualquier circunstancia, así como para plasmar su sabiduría en los demás. Tras caer su legión en la batalla contra los elyos, su corazón ardiente quiere encontrar almas afines a su causa para acabar con la guerra de una vez por todas y cumplir el sueño eterno de su infancia, aquel que le llevará a la única felicidad que ansia: formar una familia y que su progenie crezca en la verdadera paz









Enero 2.010 Pandora-Aion | Web optimizada para 1.024x768 | Diseñada y actualizada por:

Pandora, su arpa y su caja