Pandora-Aion | Comunidad online

Dinah

Datos personales

Nombre: Dinah
Título: Arlequín
Sexo: Mujer
Pueblo: Asmodian
Etnia: L'yen
Legión: No pertenece a ninguna, actúa de forma independiente
Profesión: Mimo aficionado, o tal vez, simplemente payaso.. O, quizás, algo demasiado extraño / (Templaria)


   

Apariencia

Altura: 1'58 m
Peso: 45 kg
Complexión: Espigada y flexible como una ramita de junco
Color de ojos: Dorado leonino
Color de cabello: Blanco armiño
Rasgo característico: Su sonrisa de máscara carnavalesca, forzada y carmesí, totalmente antinatural
Breve descripción: Sería imposible, al verla, no pensar en un personaje sacado de una caravana de comediantes ambulantes, o de un payaso de circo. Unos párpados de lapislázuli rodean unos ojos de oro incandescente, que miran con una intensidad más allá de las palabras que no dice. Sus labios, como una pincelada trémula de sangre sobre un lienzo blanquísimo, sonríen con un secreto tan misterioso y siniestro como enorme es la media luna que forman. El cabello, recogido en dos moños graciosos como ramos de flores descabezadas, se mueven como orejas de conejo con su andar de niña pizpireta. Tal vez, si fuese capaz de quedarse quieta lo suficiente, sería un mimo excelente. Pero sabe y ve demasiadas cosas como para convertirse, otra vez, en un dibujo..

Personalidad

Clase social: Ciudadana
Orientación sexual: Bisexual (Como cualquier otro aspecto de la vida, también el sexo es un juego divertido para ella. De hecho, aún no ha logrado satisfacer su insaciable e incansable curiosidad)
Alineamiento: Caótica Neutral
Fe: Indiferente (Podría fingir ser una sumisa devota, pero, muy posiblemente, nadie se tragaría semejante pantomima)
Virtud: Físicamente, el equilibrio y una sorprendente agilidad acrobática son los rasgos que mejor la definen. En un plano más cercano, si alguna capacidad especial de esta muchacha merece ser resaltada es su habilidad para la engañifa, la confusión y la mentira; podría convencer a casi cualquiera de casi cualquier cosa, excepto de que es una chica corriente y moliente, como las demás
Debilidad: Pierde por los caramelos, que siempre lleva a manos llenas en los bolsillos. También, sería capaz de perder la cabeza –más aún, se entiende– si llegase a perder, o alguien le robara, una ficha de su dominó de hueso
Actitud: Loca es un adjetivo que bien le cuadraría; aunque, como todos los locos, no sería 'exactamente' suficiente para comprender lo que se esconde tras su siniestra sonrisa de muñeca gótica. Las bromas, los chistes, la interpretación, la parafernalia circense y el maquillaje son los pilares de un mundo por el que se mueve de puntillas, sí, pero marcando el paso con una marcialidad y seguridad más sonora que la de muchos hombretones que piensan haber nacido para comerse el universo. Dinah prefiere sonreír, asentir con la cabeza y seguir su camino, sabiendo que, aunque nadie lo admita, posiblemente provoque más miedo que el que ella finge tener. Cuando una jovencita feliz de unos veinte años se pincha un dedo al coger una rosa y, en lugar de soltarla, la aprieta más y más fuerte hasta romperla.. ¿Se habrá convertido en un arlequín?

Contexto

Dicen que el sueño de la razón produce monstruos, que las pesadillas no son más que el resultado de una conciencia limpia. Los horrores del mundo tras el mundo, las peores sombras, las más oscuras e insondables, son aquéllas que aparecen –o desaparecen– cuando más brilla la luz. No obstante, no hay forma de saber, ni siquiera de aventurar, qué será lo que provoque el eclipse.. Ni menos aún, qué será lo que surja de él, pugnando por quedarse entre nosotros

Puede que Dinah existiese desde hace veinte años, tal como aparenta, o bien que naciese hace doscientos. Incluso, es posible que se la viese por primera vez dos días atrás, sin que hasta entonces haya constancia alguna de su paso por la tierra. Huelga, por tanto, hablar sobre padres, madres, familia, historia, milagros y demás. Sea como fuere, lo cierto es que la muchacha ahora está aquí, y ha venido buscando algo.. O a alguien

Se columpia, impulsándose con los dos pies, con mucha fuerza. Quiere, tal vez, dar la vuelta, trazar en el aire una estela espiral de polvo y nieve. Camina sobre el cable tendido sobre el abismo, con la sombrillita y el yoyó de colores, pirueteando, recreándose en un sendero afilado en cuyo extremo final ya distingue a aquélla que la espera desde el principio.. Y que tanto teme volver a verla

¡Allá voy!









Enero 2.010 Pandora-Aion | Web optimizada para 1.024x768 | Diseñada y actualizada por:

Pandora, su arpa y su caja