Pandora-Aion | Comunidad online

Leidolfr

Datos personales

Nombre: Leidolfr
Título: Ninguno
Sexo: Masculino
Pueblo: Asmodian
Etnia: Ulvherr
Legión: Ninguna
Profesión: Gladiador / herrero


   

Apariencia

Altura: 2'38 metros
Peso: 125 Kilos
Complexión: Corpulento
Color de ojos: Carmesí
Color de cabello: Negro
Rasgo característico: Cicatriz en el ojo derecho
Breve descripción: Estatura alta, cuerpo musculado y piel azul de tono oscuro. Su amor por el arte de la guerra, un duro entrenamiento y su afán de superación hicieron de él un gran guerrero, un ser muy versado en las armas de toda clase, manejando todas ellas con gran maestría, especialmente el espadón, su arma predilecta

Personalidad

Clase social: Plebeyo / Artesano
Orientación sexual: Heterosexual
Alineamiento: Neutral Bueno (benefactor)
Fe: Devoto
Virtud: Valiente, bondadoso y honorable
Debilidad: Cuando observa momentos ruines o injustos se deja llevar por los instintos sin pensar en las futuras consecuencias de sus actos
Actitud: Le apasiona forjar armaduras y armas en su tiempo libre. También reserva parte de este a entrenarse duramente con ellas, para aprender nuevas técnicas y para superarse cada día a sí mismo. Le encanta la buena comida y también saborear cada segundo los momentos felices

Contexto

Leidolfr fue criado por su padre Khalid, un herrero que cuidaba y forjaba con mimo y paciencia armas y armaduras. Khalid quería lo mejor para Leidolfr, así que le ingresó en la milicia para estar al servicio de nobles y reyes, pero Leidolfr no se sentía agusto, pues consideraba que todos los nobles de sangre real son iguales, preocupados sólo del poder y su fortuna por encima del bienestar de sus súbditos, a los cuales deberían proteger. Pero aun así, ascendió rápidamente, pues sus dotes en el arte de la lucha no pasaban desapercibidas
Garred (el noble a quien servía) le ordenó acompañarle como parte de su guardia personal a recaudar impuestos a Beregost (una aldea costera). Estando en la aldea Garred notó algo extraño, como un leve cosquilleo cerca de su bolsa repleta de monedas. Al mirar abajo para comprobar quién era, pilló 'in fraganti' al pequeño Tim, un pilluelo de la zona que solía robar para poder dar de comer a su hermana Leya, ya que estos quedaron huérfanos al morir su padre en la milicia al servicio de Garred
Cuando Garred vio al ladronzuelo y la mano de éste prácticamente en su 'amada' bolsa, empezó súbitamente a propinarle una gran paliza. Su camisa de seda blanca perdió el impoluto color pasando a ser casi roja. Pasaban los minutos, pero su odio no mermaba.. ni su odio ni la fuerza de sus golpes. Tim perdió la consciencia y yacía en el suelo zarandeándose violentamente con los golpes de Garred, el cual parecía que disfrutaba más a cada patada

-Leidolfr: ¡Parad ya señor, es sólo un niño! (le suplicó Leidolfr)

-Garred: ¡Pararé cuando esta escoria deje de respirar, además quiero que sus manos cuelguen en la entrada de la aldea para prevenir futuros actos como este!

Leidolfr no podía soportar más esa grotesca escena.. de repente su cabeza se nubló, colérico y lleno de ira por esa escena 'cortesía de Garred', sin pensárselo dos veces desenvainó su espadón, no sin antes advertirle de nuevo a Garred que desistiera.. al ver que hacía caso omiso de lo que le decía.. un corte rápido, preciso y limpio.. ¡Zas!
Garred al fin paró.. se quedó inmóvil, los ojos abiertos, sin saber qué hacer ni qué decir.. como el resto de la guardia.. dos manos yacían en el suelo separadas de su dueño.. pero no eran las de Tim..

-Leidolfr: Esas manos.. cuélgalas Garred, como tú dijiste.. para prevenir futuros actos como este..

Leidolfr cogió a Tim y se alejaron del sangriento escenario ante una muchedumbre atónita
Cuando Tim se repuso, aunque perdió la vista, Leidolfr le enseñó el arte de la forja para que pudieran sobrevivir él y su hermana. Cuando Leidolfr vio que ya sabía manejarse solo y estaban los dos hermanos bien, se fue de sus vidas, pues con él cerca estaban en peligro, ya que Garred había puesto una recompensa muy sustanciosa por su corazón y sus manos
Actualmente se gana la vida como mercenario, sólo acepta servicios que considere a su juicio justos









Enero 2.010 Pandora-Aion | Web optimizada para 1.024x768 | Diseñada y actualizada por:

Pandora, su arpa y su caja