Pandora-Aion | Comunidad online

Nathrae

Datos personales

Nombre: Nathrae
Título: Cuervo
Sexo: Mujer
Pueblo: Asmodian
Etnia: Yhauzen
Legión: ---
Profesión: Mercenaria / Asesina


   

Apariencia

Altura: 1'75 m
Peso: 58 kg
Complexión: Esbelto
Color de ojos: Azules
Color de cabello: Moreno
Rasgo característico: Tres cicatrices en el rostro de una zarpa de animal que cruzan su cara desde la sien derecha hasta la mejilla izquierda
Breve descripción: Alta, con gracia al andar que recuerda a un felino, con ropas muy ajustadas; debido a sus cicatrices en la cara no deja ver su rostro bajo una capucha oscura, donde quien la mira al rostro en la oscuridad o en la tenue luz, tan sólo podrá vislumbrar sus ojos de un llamativo color azul

Personalidad

Clase social: Esclava
Orientación sexual: Heterosexual
Alineamiento: Caótico neutral
Fe: Indiferente
Virtud: Memoria fotográfica
Debilidad: No soporta la aglomeración de gente, evita entrar en tabernas, prefiriendo trabajar en la noche con la tranquilidad que ello conlleva ya que el barullo de la gente la desconcentra, distrae y pone nerviosa, viviendo aislada en la naturaleza
Actitud: Es una persona seca y fría, de pocas palabras. No obstante es una persona inteligente cuando tiene que mantener una conversación y sabe llevar las cosas a su favor. Es calculadora, teniéndolo todo bien atado antes de realizar un trabajo, o con el simple hecho de tener que mezclarse con la gente. Al no soportar las aglomeraciones de personas suele concienciarse horas antes si tiene que realizar alguna tarea en esa situación, pero si la pilla de sorpresa puede quedarse bloqueada quedándose indefensa

Contexto

Hacía años atrás, una joven dio a luz en el bosque, junto a un pequeño lago en la tenue luz de la luna, quien había huido durante toda la tarde de su amo, temiendo por su vida, pues esa niña que llevaba en su vientre era fruto de una aventura. Ya no podía volver, todos sabían de quién era ese bebé, y al ser una esclava no sabía que le podían hacer a esa nueva vida. Años más tarde, cuando la niña aún era muy pequeña, sufrieron el ataque de una bestia en el bosque mientras buscaban de qué alimentarse. Nathrae se escondió obedeciendo a su madre, la cual cayó gravemente herida, cuando pensó que el peligro había pasado se acercó a ella, y le contó su pasado, como había tenido que huir de su amo, la aldea donde vivía, todo. La bestia volvió a aparecer, cogiendo a la niña por sorpresa, arañándole el rostro mientras sin saber como ella lo esquivó a duras penas para poder salir corriendo, quizás pasaron minutos, quizás horas, la pequeña tan solo paró de correr cuando calló en un lago, llorando por la muerte de su madre, con la cara ensangrentada, mirando su reflejo en el agua, mientras se preguntaba ¿quién es mi padre?¿qué familia es esa de la que huyó mi madre?
No busca más que vivir el momento, tras la trágica muerte de su madre, entrenándose como pudo en el profundo bosque, haciéndose pequeñas armas para sus pequeñas manos con las ramas de los árboles. Unos hombres la encontraron en el bosque, si no hubiera sido por su rostro y que aún no tenía cuerpo de mujer, a saber que hubiera sido de ella, pues hasta mucho después su cuerpo no se desarrolló y parecía un chico. Estos hombres, ladrones de poca monta, la vistieron, como aun hombre, pensando que lo era, la alimentaron, le dieron cobijo entre el fuego, le dieron una familia. Pero el destino jugó otra moneda, dándole cuerpo de mujer en poco tiempo, y ellos al ver esto quisieron aprovecharse de ella, acercándose con sus dientes marcados por el escorbuto y su hedor a sudor. Se defendió como pudo, sacando fuerza de donde no las tenía, gritando por si alguien de la aldea cercana le escuchaba, pero no fue así, en esa aldea estaban de celebración y no la oían. Tuvo suerte pues pudo trepar a un árbol como si fuera un auténtico felino, y desde allí les lanzó 'cuchillos' que ella misma se había creado con las ramas, dándoles a uno en la yugular, a otro en un ojo, y a un último en el fémur. Con este último salió una persona que no creía que fuera ella, mientras un cuervo que había cerca se comía los restos del herido en la yugular, lo maniató y mutiló poco a poco, para que sufriera, y una vez acabado se dio cuenta de lo mucho que le había gustado, mientras iba a la aldea sin saber por qué. Todo el mundo al verla ensangrentada huía asustada pensando que habría alguna bestia cerca, y en ese momento ella se quedó bloqueada, paralizada ante tanto ruido. La gente corría de un lado a otro, chocaba con ella, pero ella se quedó en blanco. Más tarde despertó sola, en la entrada de la aldea, con un cuervo, supuestamente el mismo que se comía a uno de los hombres, sobre su hombro picándoselo, intentó espantarlo, pero el cuervo se quedó mirándola como si la entendiera, como si quisiera decirle algo, y desde ese momento, volvió a tener otro familiar
No quiere problemas con nadie, no tiene una visión de futuro, ni de realizar una vida en familia, tan solo sobrevivir en este mundo que le dio tantas maldades seguidas. Debido al hambre, se vio casi forzada a trabajar asesinando gente por dinero, ayudándose de que nadie conoce su verdadero rostro, y tan solo los que han conseguido verla saben que es mujer, y así seguirá hasta que encuentre un rival digno, o algún giro nuevo del destino









Enero 2.010 Pandora-Aion | Web optimizada para 1.024x768 | Diseñada y actualizada por:

Pandora, su arpa y su caja