Pandora-Aion | Comunidad online

Vladislav

Datos personales

Nombre: Vladislav
Título: El principito o príncipe (lo llaman irónicamente en la Corte) / Lobo Plateado
Sexo: Varón
Pueblo: Asmodian
Etnia: L'yen
Legión: Aún no, es un recién llegado en Pandemonium
Profesión: Príncipe brujo, sucesor de Vidar / Gladiador


   

Apariencia

Altura: 1'86 metros
Peso: 79 kg
Complexión: Delgada
Color de ojos: Carmesíes
Color de cabello: Blanco lechoso
Rasgo característico: Su entristecido rostro albino, delicado y hermoso, muestra siempre una mirada ciertamente melancólica y profunda que intenta ocultar la mayoría de las veces, clavando sus dos rubís en aquel que lo observan. Siempre suele ir portando una armadura de color negro-verdosa, y a la espalda lleva un enorme mandoble. Aquellos que lo han visto desnudo comentan sobre cómo es posible que alguien con una constitución tan frágil sea capaz de portar semejante equipo
Breve descripción: De estatura ligeramente alta, presenta una complexión escuálida que siempre oculta bajo sus anchas placas de acero, y es que en su hogar aprendió a no mostrarse jamás débil. Su piel de un color blanco cadavérico, propio de su enfermedad, es lo que más suele destacar a simple vista, y es que ni la propia tez de un L'yen está tan desprovista de tono alguno. Su largo cabello liso y sedoso cae de forma elegante sobre sus hombros y su espalda, teniendo un color níveo, casi plateado a juego con su piel. En contraste con esa ausencia de color, sus sesgados ojos irradian un profundo destello rojo carmesí, unos ojos rasgados que al entornarse parecen que están captando más de lo que en un principio aparenta. Y es que los largos años en el exilio agudizó su ingenio hasta su máxima capacidad, si de verdad quería sobrevivir alejado de cualquier protección

Personalidad

Clase social: Thane
Orientación sexual: Heterosexual
Alineamiento: Legal Maligno
Fe: Devoto, aunque jamás habla de a quién adora, no le gusta caer en divagaciones sobre los Dioses de Pandora
Virtud: Es un joven muy astuto, más de los que los demás puedan pensar, ya que muchas veces se muestra más despistado. Vladislav es un ser sociable, ciertamente 'encantador', y siempre intenta ocultar sus oscuros deseos del resto, así como ocultar con un velo de cortesía los abusos que haya podido sufrir
Debilidad: Se encuentra perdidamente enamorado de su hermana mayor, Morgen, un amor más allá del fraternal, un amor que si fuera conocido traería no sólo la desgracia a ellos, sino a toda su estirpe. Si su padre Vidar se enterara de esa relación incestuosa, Vlad sabría que el destierro no será su castigo, sino la Muerte Definitiva
Actitud: Vladislav es un joven afable y de carácter simpático y extrovertido, siempre trata a los demás como si su estamento no importara y es capaz de adaptarse a cualquier situación social, desde bromear entre rufianes hasta relacionarse con elegancia y gran dicción en la Corte. Realmente, Vladislav es un hombre con dos caras, la que debe mostrar a la sociedad como un posible gobernante de su pueblo, y por otro lado un joven acostumbrado a ciertos excesos y goces de la vida, malas relaciones y acabar en ciertos asuntos turbios. Su humor ligeramente apocado es algo que pocos advierten, ya que al igual que hace con su físico, también oculta siempre sus sentimientos, ya que quien no conoce no sabe dónde puede herir. Sus movimientos y su caminar suele ser gráciles y elegantes a pesar del enorme peso que porta, pero para él actuar de forma exquisita y perfecta siempre ha sido algo ligado a él. Su voz es suave, melódica y baja, y siempre la modula dependiendo de aquel que sea su interlocutor

Contexto

Nacido varón, último hijo de uno de los más importantes e influyentes hombres de Pandemonium, el grandioso y poderoso Vidar, Vladislav siempre ha vivido bajo la larga y pesada sombra de su padre. Vidar, gobierna fuera de su hogar, con benevolencia y férrea justicia sobre su pueblo, preocupándose por los problemas que atañen a Asmodae y su constante lucha contra el pueblo del Sur y los seres más allá del Abismo. Sin embargo, dentro de los muros de su hogar, es un hombre cruel, déspota y violento que actua como un tirano y tiene aterrorizada a toda su familia, desde su voluble mujer a sus hijas y aquel pequeño engendro albino

Así ha vivido, ocultado por su padre, Vladislav, siempre encerrado desde pequeño en su mansión, aferrado a su madre y a sus hermanas, en especial a la de un año mayor que él, Morgen. En aquella enorme y amplia mansión se escuchan los murmullos y llantos de tristeza, mientras aquella familia deseaba que su 'protector' debiera quedarse una noche entre sus leales súbditos y compañeros, y tuviera que realizar un largo viaje. Cuando su terrible padre entraba por las puertas, aquel hogar se tornaba desierto, no se escuchaban voces ni sonidos de ningún tipo, todo con tal de no levantar la frágil irascibilidad del que sustentaba aquel hogar

El pequeño albino, debido a su frágil condición, era el que mayores palizas recibía, más desprecios soportaba y peor era tratado en su hogar. Por ello desde muy pequeño, y siempre habiendo oído aquella cantinela de su ineptitud, se ocultaba en la biblioteca de su padre y poco a poco, adquiriendo conocimientos, fue encontrando algo de consuelo y ayuda para calmar su triste alma en los poderes de la alquimia. Poco a poco, mediante ensayo-error, y con algunos costes personales tanto para su cuerpo como para el pequeño laboratorio donde experimentaba, fue creando ciertos elixires que le permitían ignorar su debilidad

Entonces, cuando llegó el día de su emancipación, su padre le hizo el mayor de los regalos.. lo condenó al exilio, mientras en el Consejo hablaba que era hora de que su hijo saliera de debajo de su protector abrazo y madurara como un verdadero hombre. Sabía que esa era la voluntad de su padre, y que rebelarse contra ella sólo supondría una cosa: palizas y sufrimientos. Y no sólo contra él, sino contra su madre y familia, y sobre todo con su querida hermana Morgen, con la cual pasaba noches consolándose y dándose el amor del que su padre les había privado. Así, obedientemente Vladislav tuvo forzosamente que abandonar a sus seres más queridos y aprender a sobrevivir en tierras hostiles. Tuvo que aprender a ocultar su verdadera identidad si no quería que cualquier banda de rufianes pidieran una recompensa por él, y al serle negada simplemente acabaran con su vida; tuvo que convivir con piratas, prostitutas y personas de la peor calaña, mientras poco a poco iba endureciendo su corazón y tramando cómo tarde o temprano daría fin a la época de terror de Vidar. Varios años los pasó entre sus más temibles enemigos, los Elyos, ocultándose de ellos y usando el nombre de Lobo Plateado como pseudónimo. Y finalmente, su destino lo llevó hasta el Abismo, allí donde moraban los terribles Balaur. Aquella fue su última prueba.. sobrevivir y mejorar en sus conocimientos sobre la brujería.. y así lo hizo

Ya han pasado cinco años, como mínimo, y es hora de que el hijo pródigo vuelva al hogar y de jaque al rey.. pero si quiere llevar a cabo su plan, necesitará rodearse de aliados.. necesitará tener apoyos con los que dar por finalizada aquella partida de ajedrez que su padre, ignorante, había iniciado desde el momento que lo había condenado a él y a toda su familia



'A mi querido sucesor (Para Vladislav)'

Un mensajero Sheng se acercó corriendo hacia el espigado joven de pelo y piel completamente blanca, y sin decir ni una palabra le entregó un sobre con un lacre color rojo.. del mismo color que sus ojos

'Tú.. que te haces llamar hijo mío. Tú, maldita abominación lechosa, que eres la deshonra para nuestros ancestros Adaron.. Tú, que eres el único varón enfermizo, inepto y sin virtudes que he podido engendrar que con la fu.. con tu madre. Debería haber fornicado con cualquier prostituta y entregar mi reino a aquel bastardo antes que a ti.. pero debo mantener las apariencias.. si deseo alcanzar convertirme en el Señor de Asmodae. Aunque siempre me preguntaré por qué fui castigado yo por los Dioses, por qué eres tú el mayor de mis fracasos.. por qué.. acaso están recelosos de mis éxitos y decidieron ponerme un pesado lastre..

De haber sabido, Vladislav, que sobrevivirías, yo mismo me hubiera asegurado nada más nacer el arrojarte a los Karnifs.. lástima que tu abuelo materno y tu madre me lo impidieran.. ahora sólo me queda desear una y otra vez, y con todo el anhelo de mi corazón, que en alguno de tus errantes viajes algún desdichado hombre o criatura acabe contigo para siempre..

Ya que eso no ha ocurrido, y tengo noticias de tu paso por Pandemonium.. al menos hazme un favor.. evítame el mero hecho de tener que volver a ver tu albino rostro..

Tu padre, Gobernador de Pandemonium
Vidan'

Una vez leído el contenido, Vladislav arrugó aquel papel con rabia, y sin que nadie lo viera lo hizo estallar en mil trocitos que se deshicieron mientras ardían
'Maldito hijo de perra..', pensaba mientras se dirigía hacia el interior de Pandemonium, dispuesto a darle un disgusto a su progenitor









Enero 2.010 Pandora-Aion | Web optimizada para 1.024x768 | Diseñada y actualizada por:

Pandora, su arpa y su caja