Pandora-Aion | Comunidad online

Zelestian

Datos personales

Nombre: Zelestian
Título: El guardián
Sexo: Hombre
Pueblo: Asmodian
Etnia: Adaron
Legión: Ninguna
Profesión: Tiempo atrás herrero, dejó las forjas para viajar y conocer los nuevos mundos practicando lo que aprendió como guerrero (Templario)


   

Apariencia

Altura: 1'80 m
Peso: 90 kg
Complexión: Vigorosa
Color de ojos: Ámbar
Color de cabello: Rubio
Rasgo característico: Le falta el colmillo izquierdo, además de algunas muelas, y no le da reparo sonreír a pesar de ello. El colmillo lo lleva en el cuello en forma de collar
Breve descripción: Brazos fuertes y grandes a juego con un torso ancho, pero no con una barriga que empieza a aflorar. El pelo le cae a ambos lados de la cara y muere a la altura de la mandíbula. No suele dedicar mucho tiempo a cuidar su apariencia, por lo que puede parecer que siempre anda sucio

Personalidad

Clase social: Esclavo
Orientación sexual: Heterosexual
Alineamiento: Neutral
Fe: Devoto
Virtud: Atrevido; siempre que tenga algo que decir, lo dirá
Debilidad: Fácil de provocar y, por lo tanto, tiende a enfadarse continuamente. Tambien es fácil de influenciar
Actitud: Su actitud con los demás es abierta, positiva, con ganas de relacionarse, escuchar y aprender todo lo que pueda de los demás antes de contarles toda su vida aunque sean completos desconocidos

Contexto

Nació entre los escombros de la guerra, acunado por el furor de la batalla, bañado por la sangre de villanos e inocentes, sumergido en los sonidos del metal contra el metal.. y aun así, nunca le interesó esa parte de su mundo. Sus padres murieron cuando él no era más que un niño; nunca supo por qué, nunca supo por quien. Tan sólo supo que una nueva persona se encargaría de él, y eso era lo que importaba. Su nombre era Ron, y a pesar de que no le temblara la mano siempre que le desobedecía, para él siempre fue su padre, por muy esclavo que se sintiera desde su niñez. Trabajó en la forja, pasando su adolescencia entre el yunque y el martillo, entre el agotador calor del fuego y el acosador abrazo del hierro, entre las palizas siempre que se retrasaba un encargo y las cenas calientes siempre que entregaba a tiempo. Cuando tuvo el valor suficiente, se estrenó con una doncella la noche de su decimoctavo cumpleaños. A Ron no le sentó demasiado bien que su esclavo también tuviera a alguien bajo su poder, aunque fuera pagando. La ira y el alcohol cegaron su cordura y esa misma noche le golpeó con tal fuerza con un martillo que le hizo saltar varios dientes por el aire. Zelestian no pudo soportar la humillación y unas semanas más tarde, pagó su libertad dando muerte a su dueño y encubriendo todo para que pareciera un accidente.. el fuego de la forja lo ayudó una vez más

Una vez libre de su esclavitud, emprendió un largo viaje ofreciendo su espada como guardián a cualquier persona que se cruzaba en su camino. Lo cierto era que no mucha gente quería los servicios de un guardaespaldas inexperto, pero consiguió servir a suficiente gente como para tener sus ahorros. Su motivación no era más que descubrir hasta el más pequeño rincón del mundo, tener una cama donde dormir y un plato caliente tras un largo día de trabajo. Había forjado muchas espadas para la guerra y decidió que ya había contribuido demasiado a ella sin necesidad de arriesgar su vida también. Quería vivir, quería estrenarse más veces en más cosas y con más mujeres, quería ser libre, morir libre, ocultarse cuando fuera necesario y que otros mueran, forjen y luchen por él









Enero 2.010 Pandora-Aion | Web optimizada para 1.024x768 | Diseñada y actualizada por:

Pandora, su arpa y su caja