Pandora-Aion | Comunidad online

Cirene

Datos personales

Nombre: Cirene Sir Laüre
Título: Sauce dorado
Sexo: Mujer
Pueblo: Elyos (es una Náyade)
Etnia: Nauhal (siempre ha vivido cerca de tribus de esta etnia y es respetada entre ellos)
Legión: No pertenece a ninguna legión
Profesión: Clérigo / Protectora de los Bosques


   

Apariencia

Altura: 1'70 m
Peso: 56 Kilos
Complexión: Esbelta
Color de ojos: Dorados
Color de cabello: Rubio dorado
Rasgo característico: Sus ojos son cálidos como poderosas esferas de luz y su cabello brillante como el oro refulge bajo los rayos del Sol como una cascada de áureas aguas. Orejas largas y puntiagudas y tatuajes tribales que simulan formas de hojas y hiedras impregnadas en su piel
Breve descripción: La delicada belleza de Cirene es capaz de inspirar a hombres y mujeres con dones artísticos al ser contemplada. Posee un cuerpo esbelto y delgado, de exquisitas curvas pero sin llegar a ser demasiado exuberante. Posee unos pechos pequeños, pero hermosos y firmes, ocultos bajo ligeras prendas de colores turquesas y pequeñas aguamarinas incrustadas en éstas. Viste con ropas muy escasas, hechas de materiales como la seda y suele preferir los colores azules a la hora de tejer sus propias prendas, aunque cuando se la encuentra en su territorio, el agua dulce de un arroyo o de los ríos, suele ir completamente desnuda. Su piel es bronceada y tiende ligeramente al color oliva, siendo este rasgo más visible cuando la luz se filtra entre los árboles del boque e incide directamente sobre su cuerpo y rostro

Personalidad

Clase social: Ciudadana
Orientación sexual: Bisexual (aunque siente predilección por los hombres)
Alineamiento: Neutral Bueno
Fe: Fanática (Siente un profundo respeto hacia los dioses y reverencia a Pandora por encima de todo)
Virtud: Puede producir en los hombres raptos de inspiración artística e incluso profética. Puede adoptar la forma de un sauce de hojas doradas cuando está cerca de un manantial de agua dulce o de los ríos como método de defensa. Es mortal pero no envejece
Debilidad: No puede estar mucho tiempo lejos de los bosques y su terrero, el agua dulce, pues enferma rápidamente volviéndose loca, si la apartan durante días de su territorio su cuerpo se consume como una flor marchita hasta la muerte
Actitud: De carácter amable y bondadoso, ésta hermosa ninfa habita entre las dulces aguas de los manantiales dispuesta siempre a calmar la sed de viajeros y aventureros que se muestran agradecidos y respetuosos con el bosque. De este modo siempre suele portar una jarra de nívea cerámica cargada de agua para ofrecérsela a los afortunados que logren dar con ella. Su estrecha unión con el bosque hace que no suela abandonarlo a no ser que sea completamente necesario, pero fuera de este se siente perdida y muy debilitada, llegando incluso a la locura si pasa demasiado tiempo lejos del agua dulce. Normalmente no suele mostrarse ante las personas, es tímida y asustadiza, pero su curiosidad y el deseo que habita en su interior hacen que cada cierto tiempo salga de su escondite en busca de compañía

Contexto

Nacida de la tierra, las aguas y del rocío de las plantas, Cirene ha formado siempre parte del bosque como una criatura capaz de inspirar leyendas e historias fantásticas sobre su procedencia, aunque pocos saben realmente de que se trata y pocos son los afortunados capaces de afirmar que han visto alguna vez en sus vidas a una de éstas criaturas
Ha vivido durante muchos años, aunque el tiempo para ella carece de importancia, pues nunca envejece. Durante toda su vida se ha dedicado básicamente a proteger su territorio, como buenamente puede pues no posee ninguna dote combativa y es bastante cobarde. Su manera de hacerlo se ha basado siempre en dotarlo de vida, ya sea ofreciendo consuelo a un animal herido, regando y plantando árboles y flores en las zonas más despobladas, y bendiciendo con el don de la fertilidad a las criaturas del bosque
Otra forma de hacerlo ha sido dando a luz a sus propias hijas, pues cada cierto tiempo se acerca a las cercanías del bosque pobladas por humanos en busca de hombres para seducirlos y quedarse embarazada. Pero no siempre los hombres con los que yace son capaces de darle una hija de la naturaleza, sobre todo cuando la voluntad de estos es más grande que la suya. Es en esos casos cuando nace una mujer o un hombre con rasgos que los hacen algo distintos al resto y con una estrecha unión con el bosque, pero en los que su humanidad y deseos de mezclarse con el resto de su propia especie están por encima de su amor por el bosque y tarde o temprano deciden dejarlo para unirse a la sociedad. O servirlo como protectores y guardabosques
Cuando esto ocurre, Cirene no ha tenido más remedio que dejar a sus propios hijos a manos de personas de noble corazón, que sean capaces de enseñarles un camino que ella no puede tomar, pues nunca podrá vivir entre humanos. Pero a pesar de esto, vela por todos y cada uno de sus vástagos y siente cuando uno de ellos muere como si le arrancasen parte de su ser, llegando a ser muy protectora y a acudir en su ayuda si los nota en peligro
Es por este motivo por el que Cirene ha vuelto a mezclarse entre la gente y ha vuelto a Poeta, el lugar donde dejó a una de sus hijas, Alidaen, la más joven de éstas, a la que fue perdonada la vida y entregada a un hombre que ella conocía muy bien por su nobleza y bondad y que estaba casado con otra de sus fallecidas hijas, la dulce Lithiel. Pero algo le dice que la vida de Alidaen está en peligro, y que su pureza y su luz se están apagando lentamente, dejando paso a un odio que no cesa de crecer dentro de ella y que podría consumirla en el caso de no hacer nada para evitarlo
Ya perdió a una de ellas, muriendo en su interior parte de su propio ser por la tristeza, y no dejará que vuelva a ocurrir









Enero 2.010 Pandora-Aion | Web optimizada para 1.024x768 | Diseñada y actualizada por:

Pandora, su arpa y su caja