Pandora-Aion | Comunidad online

Eishra

Datos personales

Nombre: Eishra Daanh
Título: Ninguno
Sexo: Hembra
Pueblo: Elyos
Etnia: L'yen
Legión: No tiene
Profesión: Sorcerer (Hechicera)


   

Apariencia

Altura: 180 cm
Peso: 67 kg
Complexión: Delgada
Color de ojos: Beige
Color de cabello: Marrón oscuro
Rasgo característico: Le falta el dedo meñique de la mano izquierda
Breve descripción: Eishra es joven, de unos 27 años de edad. Tiene un buen cuerpo, posee una esbelta figura, y su tono de piel es bastante claro. Su mirada penetrante llena de bondad suele ser persuasiva

Personalidad

Clase social: Ciudadana
Orientación sexual: Heterosexual
Alineamiento: Neutral Bueno
Fe: Devota
Virtud: Impetuosa e intuitiva
Debilidad: Frustración a la mínima
Actitud: Eishra siempre tiene una sonrisa en la cara. Por norma general quiere ser el centro de atención, y suele utilizar la persuasión sobre los que la rodean, y siempre es optimista. Cuando algo falla, se derrumba, y necesita un 'empujoncito' para seguir adelante

Contexto

Eishra, perteneciente al pueblo de los Elyos, siempre ha vivido rodeada de los suyos. De padre Templario y madre hechicera, su familia es, un ejemplo de cohesión entre éstos. Desde muy pequeñita, Eishra quería ser invocadora, pero los profundos deseos familiares por continuar el linaje familiar por parte materno sobre la hechicería la arrastraron a formarse en este arte. Cuando acabó sus estudios, su abuela falleció, y fué lo único que necesitó para marcharse de su hogar
Durante ese tiempo, Eishra intentó aprender a ser una invocadora, su deseo desde pequeña. Tras aprender lo básico, se dispuso a abatir a una criatura elemental de tierra mediante conjuros de invocación. Tal desastre fue el experimento que su conjuro resultó inútil. De un momento a otro, la criatura se le abalanzó y le amputó el dedo meñique de su mano izquierda. Tal fue la frustración que la joven Elyos sufrió, que reflexionó durante varias lunas y llegó a la conclusión de que no estaba echa para ser una invocadora, si no más bien, para ser una bruja, tal y como decía su sabia abuela

Tras esta reflexión, la joven Eishra retomó su actividad en la hechicería, y volvió a su casa. Al volver con su familia, su madre agradeció su vuelta entregándole el anillo familia, que portó la primera Daanh hechicera. Eishra decidió no volver a separarse de éstos a menos que un motivo de fuerza mayor lo requiriese, ya que, tal y como decía su querida abuela: 'Nosotros, los Daanh llegaremos lejos en los ámbitos de la hechicería sólo si somos uno'
Ahora enseña a su hermano pequeño a lanzar hechizos elementales, para continuar y asegurar el legado familiar en los ámbitos de la educación









Enero 2.010 Pandora-Aion | Web optimizada para 1.024x768 | Diseñada y actualizada por:

Pandora, su arpa y su caja